Archivo de la categoría: Música

El día que volvió a morir la música

3 de febrero de 1959. Tres jóvenes talentos del rock ’n’ roll, Big Bopper (28 años), Buddy Holly (22) y Ritchie Valens (17), mueren al estrellarse la avioneta que les transportaba a la siguiente ciudad de su gira conjunta por el noroeste de Estados Unidos. La tragedia conmociona a los jóvenes de todo el planeta. Pocos días después, Tommy Dee compone una canción en homenaje a las tres estrellas, Three Stars.

Hoy se cumplen 55 años de aquel gélido día, nevado como hoy Madrid, que Don McLean bautizó en 1971 como «el día que murió la música» en su canción American Pie.

And the three men I admire most,

the Father, Son and the Holy Ghost,

they caught their last train for the coast

the day the music died.

Para cualquier amante de la música hoy es un día triste. Yo siempre rindo mi homenaje particular a estas tres figuras cuando pincho discos, y no quería que pasara el día de hoy sin hacerlo también aquí, así que os dejo una breve lista de canciones:

Pero la música tiene siete vidas y hace poco volvió a morir. Sin sangre ni avionetas. Sin canciones tributo. En silencio. El pasado 18 de julio, Detroit se declaró en bancarrota, y yo sentí, al leer los periódicos y ver las calles vacías y los edificios destartalados, algo parecido a lo que debió de sentir Don McLean cuando recibió la noticia del accidente de 1959. Detroit, la ciudad del motor, la cuna del sonido Motown —Mo(tor)town, que curiosamente nació en 1959—, la semilla del punk (Iggy & The Stooges, MC5, Death…), la ciudad del rock, la madre del fenómeno de reconocimiento tardío Sixto Rodríguez, la inspiración de grupos, géneros y movimientos posteriores, el origen del techno. Como dice Rafa Cervera en este artículo previo a la quiebra, «en la década clave de los 60, la ciudad carecía del chic de Nueva York y de la utopía de San Francisco. A cambio, la clase trabajadora negra y el notable activismo político alimentaron una escena con muchos frentes».

El que fuera terreno fértil para la música es ahora un desierto donde nadie quiere vivir. No sé si volverán a brotar los acordes en la ciudad del motor tras esta bancarrota, pero creo que el legado musical y cultural que ha dejado merece un reconocimiento. Aquí va el mío.

Anuncios